Mula Bandha

Mula Bandha

Acá dejamos un texto de interés donde se explica la importancia del fortalecimiento del perineo Esperamos que lo disfruten:

El suelo pélvico o zona perineal, es el conjunto de músculos que cierran y sostienen la parte baja del abdomen, formando una base sobre la que se apoyan la vejiga, el útero o matriz (en el caso de las mujeres) y el intestino inferior.

Esta musculatura adquiere una gran importancia en el caso de las mujeres, ya que la zona pélvica femenina es totalmente diferente a la masculina. En el varón el aparato genital tiene la mayor parte de su disposición externa , en la mujer los conductos de salida de la uretra, vagina y recto, pasan a través del suelo pélvico.

Perineo

 

¿QUÉ SUCEDE SI NO LA TRABAJAMOS?

Un grupo muscular que no se trabaja tiende a atrofiarse y a perder capacidad de contraerse y distenderse a voluntad, el debilitamiento de esta musculatura nos puede acarrear una serie de trastornos a corto o largo plazo.

 

Incontinencia Urinaria de esfuerzo

Hablamos de la perdidas de orina, no relacionadas con el deseo de micción y que se asocia a cualquier actividad física o movimiento. La persona no nota ninguna sensación previa, produciéndose un escape de orina que puede oscilar de unas gotas a un chorro dependiendo del grado de debilidad de la zona perineal. Un estornudo, una carcajada, el deporte, etc, pueden ser desencadenantes escapes involuntarios de orina.

Disfunciones sexuales

La tonicidad de esta musculatura juega un papel muy importante en la capacidad de obtener relaciones sexuales satisfactorias. La falta de tono reduce el riego sanguíneo y la fuerza de las contracciones, lo que puede desencadenar en una imposibilidad para conseguir el orgasmo, ya que este se manifiesta a través de espasmos que se producen en la base pelviana, si estos músculos están debilitados, los espasmos son débiles y el cerebro no llega a percibir estas contracciones.

Prolapsos de los órganos pelvianos

Son los trastornos más graves. Cuando los músculos de la base pelviana empiezan a debilitarse, afectan a todos los órganos a los que da soporte y que mantienen en su posición anatómicamente correcta. Al ocurrir esto se producen descensos en la matriz (prolapso uterino o histerocele), en la vejiga ( cistocele) y en el recto (rectocele), Cuando son de grado menor pueden tratarse con terapias rehabilitadoras de la musculatura, y en cambio, los casos más graves requieren intervención quirúrgica.

 

¿POR QUÉ SE DEBILITA EL SUELO PÉLVICO?

Existen varios factores que inciden en el deterioro de esta musculatura o que agravan su estado.

Embarazo y parto

Son la principal causa del debilitamiento de la zona perineal. Durante el embarazo la presión abdominal aumenta a medida que el bebé crece, por lo que el peso que soporta la musculatura del suelo pélvico es considerable sobretodo en los últimos meses de gestación.

Por otro lado esta la distensión a la que se someten estos músculos a la hora del parto, cuando el bebe pasa a través de ellos.

Ejercicio físico

Nadie pone en duda que la práctica deportiva es beneficiosa en general. Sin embargo existen algunas actividades físicas o deportes que por sus características aumentan la presión intrabdominal (aeróbic, atletismo, baloncesto, etc). Si no se toman las medidas oportunas se puede empeorar el tono muscular pélvico.

Menopausia y envejecimiento

Los cambios hormonales que se producen durante la menopausia, pueden producir una perdida de flexibilidad de esta musculatura, ya que los estrógenos son los responsables del conservar el tono de estos músculos.

 

En cuanto al envejecimiento, al igual que sucede con el resto de los músculos del cuerpo, el suelo pélvico se va atrofiando, y en esta etapa se pueden manifestar efectos como la incontinencia urinaria de esfuerzo.

Otros Factores:

Existen otra serie de causas que pueden perjudicar a esta musculatura, como pueden ser:

– Sobrepeso.

– El estreñimiento.

– Prendas muy ajustadas.

– Tos crónica.

– Tocar instrumentos de viento.

– Retener mucho tiempo la orina y empujar con fuerza para vaciar la vejiga.



  1. carmen gloria Says: octubre 31, 2017 at 12:38 pm

    Muy interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *